fbpx

La libra esterlina no logra recuperar terreno frente al dólar estadounidense llevando sus cotizaciones por debajo de los 1,25890.

En el transcurso de la última jornada de la semana, el Cable continúa presentando movimientos bajistas en sus cotizaciones frente al greenback debido a los siguientes aspectos. En primer lugar, las devaluaciones que ha presentado la libra se deben al aumento de aversión al riesgo en los mercados financieros, donde los inversionistas han migrado sus posiciones a favor del dólar americano o sobre activos considerados refugios.

Además, es necesario mencionar que la disminución que ha presentado los rendimientos de los bonos a 10 años del Tesoro Nacional ha generado una alta demanda por estos títulos soberanos estadounidense, migrando las posiciones a favor de distintos activos como es el caso de Cable. También, es necesario mencionar que la incertidumbre política que se está presentado en el Reino Unido en torno al Brexit, no ha permitido que los inversionistas recuperen la confianza sobre la libra.

En el gráfico de una hora se observa que las cotizaciones del par GBPUSD continúan ubicándose en terreno cada vez más negativo, marcando un canal bajista desde las primeras sesiones del mes de mayo. Se destaca que los movimientos bajistas han generado un rompimiento en el soporte ubicado en 1.25880. Continuando con el gráfico principal, los últimos movimientos que se han presentado sobre el cable han traspasado la banda inferior de bollinger, indicando que las posiciones vendedoras están rigiendo con fuerza la tendencia.

Por otro lado, el índice de fuerza relativa (RSI) comprueba la información obtenida por el indicador de las bandas de bollinger, ya que la línea del oscilador se encuentra ubicado entre los niveles de 50 y 30, afirmando que las posiciones vendedoras están rigiendo al par. Por otra parte, el indicador de fuerza ADX, establece que las posiciones bajistas que se presenta en el Cable están presentando fuerza en su tendencia, ya que tanto la línea principal del indicador como la línea de fuerza bajista (DI -) se encuentran oscilando entre los niveles de 20 y 40.

Así entonces, para las posiciones compradoras se debe tener en cuenta la resistencia en 1,26145 y para las posiciones vendedoras se recomienda observar el soporte en 1,25537.

Por: Raúl Ramírez